Los trucos para vencer el sueño en el trabajo

Los trucos para vencer el sueño en el trabajo

Fuente:Esquire,17/04/2017 12:15 pm

Por Cristina Romero

La mosca tsé-tsé que llevas dentro puede dejarte bajo cero para enfrentarse a la dura jornada laboral y, por consiguiente, dormirse en medio de la ajetreada jornada laboral. Eso hasta ahora, porque hemos dado con la solución

En contra de todas las predicciones que dan a los litros de café como único vencedor del sueño, existen muchas otras formas de hacerle frente al día sin necesidad de acabar con problemas cardiovasculares, un susto de muerte y un tic infernal en las piernas. Muchas soluciones están en la comida, deporte, pequeños gestos y en la voluntad de cada uno.

La primera consideración que hay que tener en cuenta es que el cuerpo va a rendir menos una vez pasada la hora de la comida. El organismo tiene que ponerse de acuerdo para trabajar en la digestión y concentra toda su valía en conseguir con éxito esa tarea, así que otras actividades como el mantenerse despierto quedan relegadas a un segundo plano, por eso se experimenta ese cansancio y sueño después de comer. Es importante que para evitar esta recaída (en la medida de lo posible) no se realicen comidas saturadas.

Salir a la calle unos segundos con el pretexto de airearse o hacer una llamada importante es la mejor solución para no notar los síntomas del cansancio y la rutina, pudiendo así desconectar y reactivar la circulación de energía por todo el cuerpo. Si no es posible escaparse del puesto de trabajo, caminar por la oficina es otra opción.

Mantener conversaciones con otros compañeros aunque sea sobre asuntos intrascendentes y, sobre todo, que no tengan que ver con el entorno laboral es otra buena opción. El cerebro desconecta de la actividad que se venía realizando hasta el momento y tiene que reactivarse de nuevo para prestar atención a otra cosa.

Si existe la posibilidad de acudir a casa a comer, hay que hacer todo lo posible por arañar diez minutos de siesta. El tiempo suficiente para relajar el cuerpo y volver a la carga.

Algo más dulce que el café, con los mismos resultados pero sin ser tan agresivo es el chocolate. El cacao es un excitante y contiene teobromina y cafeína, así que actúa como estimulante y, por tanto, como remedio al sueño.

Tomar alguno tipo de complejo vitamínico para reforzar a la energía en el caso de estar pasando por etapas más bajas mental y físicamente.

No abusar del dulce varias veces al día. Su alto contenido en azúcar aporta energía en un primer momento, pero después se traduce en un efecto rebote.

Hay algunos ejercicios que bien podrían ser el típico remedio de la abuela. Masajear los ojos dejándolos en la oscuridad durante un rato y bostezar varias veces seguidas (aunque sea obligándose) son remedios efectivos por reactivan la oxigenación cerebral.

Beber té es mejor opción que el café. La teína es más fuerte y efectiva. No solamente ayudará a ganarle la batalla al sueño, sino también a eliminar excesos del cuerpo y mantener el organismo depurado.

Aunque rendirse nunca es la mejor opción, una retirada a tiempo puede salvar muchas batallas. Puede que tomarse la tarde libre no sea tan mala opción.






TRES FORMAS DE DEMOSTRAR A TU JEFE QUE PUEDES TRABAJAR DESDE CASA

 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo









X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta